Se esta mandando tu mensaje...

Noticias

Participamos en la Jornada “Un buen clima” en Zaragoza

Este fin de semana, la organización Plant For The Planet, que aspira a que la juventud protagonice la revolución que permita la mitigación de los efectos del cambio climático en el planeta, ha invitado a Lucía, Carolina y Noemi, tres jóvenes tomilleras nombradas embajadoras climáticas, a las Jornadas “Un Buen Clima” en Zaragoza. Nos cuentan su experiencia:

“Estas jornadas se han llevado a cabo en la sede central del Grupo DKV, un edificio de 9 plantas sostenible, saludable, abierto y con arte. En esta torre el consumo de agua está regulado mediante grifos por sensor, las cisternas tienen una capacidad de 4 litros en lugar de 8 y los urinarios no tienen agua. Además, se ha instalado un sistema de gestión del alumbrado que permite la autorregulación según la entrada natural de luz y detectores de presencia en los lugares de trabajo. Por otro lado, las calderas son de biomasa, lo que permitirá una calefacción libre de emisiones de CO2. También se han instalado filtros solares en la fachada que reducen la temperatura interior unos 4ºC.

Además, en las zonas de uso común y zonas de trabajo se exhiben importantes esculturas, fotografías, pinturas y videoarte. Piezas de artistas como Ángel Marcos, Bleda y Rosa, José Guerrero, Castro Pietro, Jorge Yeregui y Dionisio González, entre otros.

Uno de los motivos por los que se ha elegido este edificio es porque uno de los deseos era que este encuentro estuviese libre de emisiones de C02. Para ello, utilizamos una herramienta que calculó la huella carbono e indicó que debíamos donar alrededor de 50€ a una causa como la plantación de árboles para compensar las emisiones.

En estos dos días hemos coincidido embajadores por la Justicia Climática de varias partes de España como Madrid, Gran Canaria, Girona o Barcelona y, después de todas las dinámicas y debates sobre movilidad sostenible, ganadería, emisiones, efecto invernadero y calentamiento global, juntos hemos sido capaces de lanzar 4 proyectos que se llevarán a cabo dentro de poco. Por ejemplo, se va a plantear un intercambio generacional o la organización de un café sostenible (diálogo informal sobre el cambio climático) a dos personalidades, y, por otro lado, los más jóvenes intentaremos cambiar el lenguaje del miedo por el lenguaje de la esperanza escribiendo pequeños textos llenos de positividad en redes sociales.

Os invitamos a que os quitéis la venda de los ojos y os impliquéis con esta misión tan importante. Las consecuencias del cambio climático están aquí, no se pueden negar, y se puede dejar que estas consecuencias se vuelvan irreversibles. Si no tomamos las riendas del futuro, muy pronto será demasiado tarde.”

Lucía Machuca, Carolina Zurro y Naomi Ortega