Se esta mandando tu mensaje...

Proyectos destacados

Acompañamiento de menores tutelados y extutelados en su tránsito a la autonomía y el empleo

Desde la Fundación Tomillo acompañamos a menores y jóvenes con complejas experiencias vitales en su tránsito hacia la autonomía mediante dos Programas de Atención Integral, dando así respuesta a uno de los colectivos más vulnerables para lograr su plena integración social.

A través de estos dos recursos que ofrecen acogimiento residencial y acompañamiento educativo integral a los menores y jóvenes, pretendemos favorecer en ellos una integración normalizada mediante la adquisición de competencias claves, formación y orientación sociolaboral. Contribuimos así a garantizar que los menores y jóvenes dispongan de recursos de apoyo complementarios y alternativas coherentes con su situación, paliando las circunstancias que les desprotegen y les posicionan en situación de exclusión social.

La Fundación Tomillo gestiona, dentro del ámbito del acogimiento residencial de menores, tres Pisos de Acogida en los que conviven un reducido grupo de adolescentes, de ambos sexos y de diferentes nacionalidades, próximos a cumplir la mayoría de edad y que se encuentran bajo Medida de Protección por parte de la Dirección General de la Familia y el Menor, Consejería de Políticas Sociales y Familia.

Estas Unidades de Convivencia, con presencia educativa permanente, cuentan con un sistema de organización dirigido a reforzar en los adolescentes la madurez personal, la integración social y la responsabilidad para lograr procesos de la autonomía positivos.

Se interviene de manera permanente y en todos los ámbitos que directamente influyen en el desarrollo del menor, desde diferentes áreas socioeducativas: personal, residencial, relacional, salud, formativa y de ocio y tiempo libre.

Al tratarse de menores próximos a cumplir la mayoría de edad, se incide específicamente en el refuerzo de competencias para la autonomía.

Las principales líneas de intervención se dirigen a alcanzar un proceso:

  • De maduración y responsabilidad personal.
  • De integración social.
  • De autonomía.
  • De inserción laboral.

El Servicio de Transición a la Autonomía para Jóvenes, es un Programa integral que favorece la inclusión de jóvenes de entre 18 y 25 años extutelados y/o en situación de calle, que no cuentan con una red de apoyo social.

Las dos Unidades de Convivencia no cuentan con una presencia educativa permanente, marcando así la diferencia con los recursos dirigidos a menores. En estas Unidades se prioriza un sistema de organización plenamente autónomo.

En el Proyecto la integración social de los jóvenes se contempla desde una perspectiva multidimensional, en la que se tienen en cuenta todos los aspectos de sus vidas y se refuerzan los vínculos próximos a la realidad vivida por el joven. Se hace un análisis y un seguimiento de los jóvenes y de sus necesidades, con el objetivo de empoderarles en la capacidad de estructuración y organización de sus propias circunstancias vitales. Se promueve una visión de futuro con objetivos realistas, a corto y medio plazo.
Se interviene de manera integral y transversal englobando las siguientes áreas: salud y autocuidado, desarrollo personal, gestión económica, formativo-laboral, jurídica, vivienda y convivencia y social-relacional.

JUAN (20 AÑOS) PARTICIPANTE DEL PROGRAMA DE TRANSICIÓN A LA AUTONOMÍA

“En todos los caminos hay piedras, baches, obstáculos que nos impiden avanzar y, también, obstáculos que incluso nos hacen retroceder. Hoy en día, y desde hace ya tiempo, la juventud tiene dos grandes retos que superar, obstáculos muy fuertes para poder avanzar en la vida, poder ser alguien y poder tener seguridad y confianza en uno mismo: la formación y la inexperiencia… En mi caso, la Fundación Tomillo y todo su equipo se han encargado de ayudarme a superar las pruebas y baches que tan difícil y tan duro han hecho mi camino, solamente con orientación, formación y apoyo. Partiendo de que la formación es la base de la seguridad en uno mismo y la confianza para realizar cualquier función en la vida, ya que con estas competencias cada uno puede lograr sus propios objetivos, claramente con ganas y esfuerzo añadido. Además de la formación académica y complementaria, tengo que agradecer los talleres y cursos ofrecidos por Tomillo de cara a la autonomía y la independencia. Tomillo no resuelve tu vida de un día para otro por arte de magia, la motivación parte de uno mismo y eres tú quien toma las riendas de tu vida y tu futuro”.