Se esta mandando tu mensaje...

Noticias

Así es como se aprende y trabaja en el GarageLab de la Fundación Tomillo

By Orange: Asistimos una mañana cualquiera al GarageLab de la Fundación Tomillo, la primera clase de hoy es de cortadora láser para alumnos de segundo de Informática de FP Básica. Ahora se cumple un año desde que la Fundación Orange comenzó a introducir los GarageLabs en Centros de Formación Profesional Básica y Escuelas de Segunda Oportunidad.

El GarageLab está integrado en 2º curso de Informática tanto en los contenidos básicos como en los específicos. La Fundación Orange ha donado las máquinas (impresoras 3D y cortadora láser) y material de repuesto y fundición para un año, así como diversas formaciones a través de Los Hacedores y Enorme Estudio. El  aula está dividida en tres espacios que construyeron y decoraron los propios alumnos. En la zona del taller se encuentran las máquinas. En la zona de trabajo, los alumnos se organizan en pequeños grupos de tres-cinco personas, disponiendo de pizarra digital y retroproyector. Finalmente, la última es una zona de relax, con literas y cojines, al lado de las ventanas.

Comienza la sesión de corte para 3D dando una visión general de las aplicaciones industriales y de ocio que se pueden extraer a la máquina cortadora. Se habla de los tipos de corte por calor, por agua a presión, etc., y que no todo es corte, también se puede hacer grabado (borde) y rasterizado (relleno) sobre las superficies. Para ello, hay que poner a la imaginación a trabajar. Prototipado (maquetas), flatpack (embalajes sin aire como los muebles de Ikea), hobbies (aeromodelismo, casas de muñecas, miniaturas), decoración, publicidad y merchandising, accesorios y complementos de moda, electrónica (placas), personalización (de cajas de ordenador, de zapatillas, de tablas de skate)… Las opciones son ilimitadas.

El GarageLab va a aportar muchos conocimientos que en el perfil normal no se suelen dar y eso se valora mucho en el mundo laboral”, añade Tomás Rodríguez, coordinador de FPB Informática y Comunicaciones de la Fundación Tomillo. “Estas nociones eminentemente prácticas son muy agradecidas por las empresas colaboradoras a la hora de coger chicos. Muchos hacen sus prácticas en la instalación de redes de fibra. Antes incluso se remuneraba a un euro la hora, pero se han recortado por la crisis”.

En la Fundación Tomillo se trabaja con metodologías AbP (aprendizaje basado en proyectos) y ApS (aprendizaje por servicios). Los contenidos de las asignaturas son aplicados de forma transversal a cada proyecto, al igual que en el GarageLab se incorporan sesiones de impresión 3D y corte por láser, Arduino y robótica, y otras. “Por lo menos, que aprendan lo mínimo para desarrollar su proyecto de GarageLab, este año enfocado al tema de la sostenibilidad”, explica Goyo Alonso, profesor de apoyo de tecnología.

Fuente: blog.orange.es