Se esta mandando tu mensaje...

Noticias

Del sueño (o insomnio) al hecho, de la idea hasta materializar el proyecto “Enraizarte”

«Soy Daniela y ésta es mi experiencia emprendedora… hace un mes inauguramos en el centro de Madrid un proyecto en el que hemos trabajado con ilusión desde hace tres años y medio. Un espacio que nos conecta con nuestras raíces mexicanas y desde el que alegremente compartimos un poco de la cultura en la que nos criamos.

Una noche de verano no podía dormir. Tal vez el calor horneaba mis ideas. Habíamos llegado a Madrid hacía apenas tres meses y el insomnio se apoderó de mí resonando con la misma pregunta, qué es lo que más te gustaría hacer aquí, en esta ciudad, en este contexto, en este país que me recibe.

Conforme pasaban las horas de dar vueltas en la cama, más lúcida me iba sintiendo y empecé a tener más claridad en la respuesta. De pronto, me di cuenta de que sería maravilloso emprender un proyecto que me conectara directamente con lo que tanto quiero y echo de menos, que es mi país, mi raíces; y que además si pudiese ser exitoso, me facilitase visitarlo con frecuencia. Ahí mismo hice un ejercicio de desentrañar qué es lo que me apasiona y me motiva de mi cultura -de su folclore y sus tradiciones-, y concluí que son sus expresiones artísticas y artesanales las que siempre me han fascinado. Cabe mencionar que soy artista y de ahí surge un aprecio especial por ellas. ¿Y si montara una tienda de artesanía…? ¡Lo tengo, sí!, me emocioné.

Las ideas empezaron a brotar sin parar en mi cabeza, así que abrí el ordenador y ahí mismo di los primeros pasos del proyecto. Primero, buscando información sobre cuántas tiendas o espacios promueven el arte tradicional mexicano en Madrid y, ciertamente, encontré varias referencias. Recordé que mi tienda favorita de artesanía mexicana estaba en Ámsterdam (por cierto, habíamos vivido siete años en Holanda), y era un lugar diferente porque las cosas estaban al alcance de la mano, se podía uno pasar horas enteras apreciándolas y tocándolas. Pensé que sería maravilloso tener una tienda similar, con un toque fresco, juvenil. Pero mi idea fue más lejos porque muchas de las tiendas de artesanía que había conocido antes presentaban un formato que no me gustaba, presentando a las piezas de manera lejana e impersonal dentro de vitrinas. Así que imaginé un espacio donde se le pudiera dar un lugar especial a cada pieza contando además las historias que hay detrás; quién las hace, cuánto tiempo se tarda, qué técnica usa, etc. De esta manera, podría conectar al visitante con ellas y podría valorarlas de otras maneras. Así pasaron las siguientes horas disfrutando de la dulce epifanía y del torrente vertiginoso de ideas. Un entusiasmo grande me invadía.

Al día siguiente, mientras tomaba un café con mi esposo le fui contando todo. A él le pareció una brillante y viable idea y se contagió de mi entusiasmo. Desde entonces, cada día hemos ido trabajando juntos en nuestro proyecto, poniendo mucho esfuerzo y tiempo, pero sobre todo cariño, hasta que después de tres años y medio, llegó el momento de poder abrir una tienda.

Hemos pasado por toda una serie de procesos, de revisar, de analizar, de sopesar, de evaluar, de estudiar, de elegir, de calcular, de esperar, de avanzar; viviendo toda la gama de emociones que conlleva a cada etapa. En agosto de 2019, después de ocho meses de búsqueda de espacio, finalmente encontramos un local ideal en el que podíamos desarrollar diferentes actividades, como tener la tienda en la parte superior y en el nivel inferior una galería de arte mexicano, en el que también se impartirán talleres de técnicas artesanales que refuercen el valor de lo hecho a mano.

Desde hace año y medio, Fundación Tomillo ha sido un soporte de apoyo enorme para poder emprender nuestro proyecto y ponerlo en marcha, al lado de nuestro técnico asesor y con las diversas formaciones que hemos tomado ahí mismo.

Queríamos contar cómo surgió la idea del proyecto, no sólo su proceso. Porque muchas veces las ideas surgen así, cuando menos te lo esperas y aunque puedan parecer una locura, miras hacia atrás y ya estás ahí trabajando en ella, enriqueciéndola y marchando hacia adelante para poder realizarla. Queda mucho camino hasta consolidar el proyecto pero ver materializada una idea improbable de una noche de insomnio… ¡vaya subidón!».

Enraizarte: tienda de artesanías, arte y diseño mexicano con espacio para talleres.
C/Lope de Vega 3, Barrio de las Letras, 28014 Madrid.
FB e Instagram: EnraizarteStudio

Actividad integrada en el proyecto “Emprendimiento e Integración” financiado por Dirección General de Integración y Atención Humanitaria y cofinanciado por el Fondo Social Europeo.