El reto del Aprendizaje-Servicio online

 

El desafío planteado por la Covid-19 durante el pasado curso académico ha servido a los alumnos de la Fundación Tomillo para reinventarse y salir adelante en condiciones especialmente complicadas. Un ejemplo de ello es el Proyecto 2020 de Aprendizaje-Servicio, realizado online y también de manera individual.

El proyecto de Aprendizaje-Servicio se desarrolló como un reto del alumnado para ponerse al servicio de los demás. La tarea consistía en realizar un ApS con el hándicap de que esta vez era todo online, siguiendo todas sus fases: detectar necesidades a su alrededor, diseñar un proyecto que pueda ayudar a otros y ejecutarlo, poniendo en valor todas las habilidades y competencias aprendidas durante el curso. Y por supuesto, análisis y evaluación continua de todo lo trabajado y aprendido.

Este ApS online buscaba ofrecer al alumnado de todo el centro de Formación FP Básica y FP Grado Medio —una experiencia de Aprendizaje-Servicio— que les permitiera desarrollar competencias socioemocionales y habilidades técnicas clave desde un enfoque social, persiguiendo objetivos adaptados a su perfil y áreas de mejora.

Los proyectos desarrollados se han dirigido hacia necesidades vitales sin cubrir, tales como protección y salud, alimentación, participación, ocio y entretenimiento, información, soledad y aislamiento o identidad colectiva de los miembros de la comunidad.

Esta crisis ha dado la oportunidad de ofrecer a los alumnos de Fundación Tomillo un escenario real donde crear una red de apoyo mutuo para permitir la participación social y repensar la importancia de los cuidados y el valor de la comunidad.