Se esta mandando tu mensaje...

Noticias

Presentamos el Estudio sobre las desigualdades de género en los sectores de media y alta tecnología en España: una visión de las empresas

El Estudio sobre las desigualdades de género en los sectores de media y alta tecnología en España: una visión de las empresas ha sido subvencionado en la convocatoria de subvenciones con cargo a la asignación tributaria del IRPF 2017, del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad.

El objetivo general con el que se ha proyectado y diseñado este estudio fue promover la igualdad entre mujeres y hombres en el acceso y permanencia de las mujeres a las ocupaciones en los sectores de media y alta tecnología en España.

Para su consecución, se plantearon tres objetivos específicos:

  • Construir un diagnóstico sobre la presencia y participación de las mujeres en los sectores de media y alta tecnología en España.
  • Sensibilizar e involucrar a las empresas y a los principales actores de los sectores de actividad de media y alta tecnología acerca de la necesidad de que las mujeres participen más y mejor en estos sectores.
  • Visibilizar públicamente la desigualdad de mujeres y hombres en estos sectores así como la necesidad de participación de las mujeres en condiciones de igualdad.

Para realizar este estudio se ha procedido a una exhaustiva revisión documental y bibliográfica, a una revisión y explotación  de las principales estadísticas disponibles, así como a realizar entrevistas a informantes expertas en la materia. La principal innovación de este estudio ha sido la realización de una encuesta nacional a 408 empresas de los sectores de media y alta tecnología para conocer su visión al respecto, una encuesta que nunca antes se había realizado. La investigación ha alcanzado a todo el territorio nacional y  a las diferentes ramas incluidas según la Clasificación Nacional de Actividades Económicas en los sectores de alta y media-alta tecnología.

Conclusiones más destacadas:

  • Mientras las estadísticas oficiales acreditan la existencia de desigualdades en el acceso al empleo, a la promoción profesional, peores condiciones laborales y brecha salarial, las empresas de los sectores de media y alta tecnología encuestadas mantienen una postura ambivalente con relación a la desigualdad entre mujeres y hombres en el sector.
  • La percepción de esta desigualdad con carácter general es baja, lo que puede indicar a un tiempo desinformación y falta de sensibilidad o de conciencia al respecto, se reconoce una evolución en el sector en términos de participación femenina (el 64% de las empresas cree que hay muchas más mujeres directivas que antes), y que hay más equilibrio entre trabajadoras y trabajadores (un 62% lo cree así).
  • Para el 84% de las empresas, las trabajadoras están tan cualificadas como los trabajadores, y el 65% de las empresas está en desacuerdo con la idea de que en el sector, se contrate a más hombres debido a las cargas domésticas y familiares de las mujeres.
  • En ese sentido, no creen que existan diferencias de acceso al empleo (un 67% lo apoya) y un 71% de las empresas encuestadas está convencida de que todos los trabajadores tienen las mismas condiciones y oportunidades laborales independientemente de su sexo.
  • No obstante se reconoce que el sector está masculinizado (57% de acuerdo o muy de acuerdo) y que reciben más cv masculinos (56% de acuerdo o muy de acuerdo).
  • Además un 41% de las empresas opinan que las trabajadoras rechazan o no desean realizar ciertos trabajos u ocupaciones en el sector, y que por el tipo de actividad, ciertos trabajos los desempeñan mejor los hombres y otros, las mujeres.
  • En términos de condiciones laborales, además, según las empresas la temporalidad (lo apoya el 42%) y la parcialidad (lo apoya el 52%) afectan más a las trabajadoras,  aunque niegan la existencia de brecha salarial en su sector (el 65%), lo que contrasta con los datos del INE a este respecto.
  • Pese a ello el 77% de las empresas no ven diferencias en la promoción profesional por sexo, y dicen apoyar por igual a un hombre o a una mujer en un proceso de promoción (79%).
  • No obstante, para un 30% de las empresas encuestadas, las trabajadoras tienen en general menos interés en promocionar; para un 39%, las empresas prefieren a trabajadores en puestos de decisión antes que a trabajadoras, lo cual puede deberse a que “en general, los trabajadores tienen competencias más adecuadas para los puestos de decisión” (para un 30% de las empresas).
  • Las opiniones manifestadas por las empresas permiten plasmar diferencias llamativas entre sub-sectores, con una menor percepción de la desigualdad y actitudes más estereotipadas en las empresas de los sectores manufactureros de media y alta tecnología, la prevalencia de una entorno empresarial más amigable, aunque aún desequilibrado en términos de sexo, de los sectores manufactureros de tecnología  alta, y una percepción acentuada de peores condiciones laborales en las empresas de servicios de alta tecnología o de punta.
  • Las medidas de conciliación existen en el sector (un 36% de las empresas dicen emplearlas) pero su alcance es limitado, en parte porque buena parte de las compañías con de pequeño tamaño. Las más utilizadas son los pactos individuales con los trabajadores (30%), las medidas de flexibilidad (el 24%), o los permisos (21%). El 85% de las empresas encuestadas reconocen que tienen una obligación de promover la igualdad de oportunidades en sus organizaciones.
  • Del conjunto del estudio se infiere estamos muy lejos de alcanzar la paridad en estos sectores y conseguir erradicar las desigualdades – de diferente alcance e intensidad – que hoy por hoy, actúan como barrera a la participación femenina en ellos. La participación en estos sectores de las mujeres es un elemento predictor de entornos laborales menos discriminatorios y un factor que cataliza los cambios positivos dentro de las propias empresas.

Puedes descargar el informe aquí.