La Alianza para el Talento Digital Inclusivo da un paso más con su primer desayuno de trabajo junto a empresas

De no saber nada de código, a ser profesional full stack en una empresa tecnológica solo hay un año y medio de diferencia. Puede parecer poco, pero tras ese tiempo hay mucho esfuerzo, constancia y, sobre todo, una oportunidad, la oportunidad que Fundación Tomillo y Asociación Factoría F5 dieron a Rosa, participante de uno de los bootcamps que ambas entidades desarrollan con el objetivo de ‘democratizar’ las tecnologías y encontrar talento entre personas de entornos vulnerables, especialmente mujeres, que no están familiarizadas con ellas.

“El impacto que genera mi trabajo es real”, explica Karen, coformadora del bootcamp de Inteligencia Artificial de Factoría F5 y antigua alumna del programa impulsado desde Tomillo y F5.

Y precisamente, con el objetivo de seguir amplificando ese impacto, hoy se ha celebrado el I desayuno de trabajo de la Alianza para el Talento Digital Inclusivo, una alianza impulsada por  Tomillo y Factoría F5, con el doble objetivo de “romper con la herencia de la pobreza” y “buscar talento digital entre las personas con mayor dificultad” porque “sabemos que diversidad, equidad y talento van de la mano”, explica Ángel Serrano, director de Fundación Tomillo.

“No todas las personas tienen acceso a las escuelas de formación convencionales – apuntó Guillaume Thureau, CEO de Factoría F5 – Contamos con un modelo educativo sólido y con una tasa de éxito superior al 75%, pero necesitamos que las empresas se atrevan a incorporar este talento diverso y nos ayuden a poder seguir atrayéndolo, es “clave que las empresas os suméis a este tríptico entre administraciones públicas, entidades sociales y empresas para captar ese talento escondido”, añadió.

Representantes de empresas como Accenture, ATOS, Deloitte, IBM, Let me Park, Microsoft, SII Concatel, Specialisterne, Trentia; administraciones como Agencia para el empleo del Ayuntamiento y Comunidad de Madrid; y entidades como Fundación Telefónica, AMETIC, La Rueca, La Nave, Madrid Futuro o Fundación SERES han participado en esta jornada de trabajo que continuará en las próximas semanas con reuniones individuales que permitirán aterrizar mejor el tipo de implicación o programas que pueden sumar a la alianza para conseguir alcanzar el ambicioso objetivo de emplear a 50.000 personas de la Comunidad de Madrid en 10 años.

Entre las conclusiones extraídas de esta primera reunión de trabajo se encuentran:

  • La necesidad de incorporar diversidad de género, edad… en las empresas.
  • La importancia de establecer en las compañías una verdadera cultura de inclusión capaz de acoger a estos nuevos profesionales.
  • La importancia de desarrollar una formación que impulse la motivación, innovación, creatividad y anticipación a los cambios.
  • El refuerzo en el aprendizaje continuo y en diversificar los conocimientos aprendidos.
  • La identificación de puestos de trabajo tecnológicos que se pueden cubrir con personal formado adecuadamente, sin necesidad de contar con un título universitario o de FP.
  • La deslocalización del talento digital. Aunque cerca del 50% de los puestos de trabajo se encuentran en Madrid, las empresas han remarcado la importancia de expandir esta alianza a más zonas.

La identificación de todo lo que pueden ofrecer las empresas a esta Alianza, más allá de la contratación de perfiles diversos y de contribuir a que existan programas de formación para los colectivos citados, las empresas pueden sensibilizar y atraer a otros agentes de las Redes de las que forman parte, así como ofrecer voluntarios que acompañen y realicen coach a los participantes en las formaciones.